32 253 22 76

Home » QUIENES SOMOS

QUIENES SOMOS

Siervas del Espíritu Santo de Perpetua Adoración

Dios, por su Espíritu, que es Amor, nos llamó y nos congregó en una comunidad religiosa cuyos miembros se dedican totalmente a la vida contemplativa y al servicio de perpetua adoración y contribuyen así a la obra misionera de la Iglesia. Dicha comunidad está consagrada al Espíritu Santo y se denomina: Siervas del Espíritu Santo de Perpetua Adoración. Por esta forma de vida damos testimonio de la verdad fundamental de que Dios es el verdadero centro del ser y la meta final de la historia y de que sólo en él encuentra su reposo el corazón humano (cf GS 41).

FUNDADORES

San Arnoldo Janssen

San Arnoldo Janssen

Arnoldo Janssen nació el 5 de noviembre de 1837 en Goch, una pequeña ciudad alemana, siendo el segundo de diez hijos. Sus padres fueron profundamente cristianos e incansables trabajadores.

Fue ordenado sacerdote en la Diócesis de Münster el 15 de agosto de 1861 y fue enviado a la ciudad de Bocholt como docente en una escuela media.

Gracias a su particular devoción al Sagrado Corazón y a su intensa vida de oración, fue nombrado director diocesano del Apostolado de la Oración y empleaba gran parte de su tiempo libre y de sus vacaciones para difundirlo en la Diócesis y en todas las regiones de habla alemana. Su entusiasmo por animar a la gente a rezar según las intenciones del Sagrado Corazón, le ayudó a tomar conciencia de las necesidades espirituales de la gente, incluso más allá de los límites de su Diócesis. Esto originó en él un profundo celo por trabajar y rezar por la reunificación de las Iglesias Cristianas en Alemania. Se ensancharon aún más sus horizontes y se fortaleció su conciencia de que la misión de la Iglesia abarca a toda la humanidad.

Es así que su búsqueda y entrega a Dios se concreta en la fundación de tres congregaciones: Misioneros del Verbo Divino, Misioneras Siervas del Espíritu Santo y Siervas del Espíritu Santo de Perpetua Adoración.

Madre María Micaela

Madre María Micaela

La Madre María Micaela Tonnies (Adolfine Tönnies), nació el 7 de enero de 1862 en Westfalia, Alemania. Creció en una familia cristiana de varios hijos, siendo ella una de las mayores.

Dotada de grandes talentos, cursó sin problemas y con alegría su formación escolar. Al cabo de la cual se graduó en magisterio y obtuvo un puesto como maestra. Como maestra en una escuela misional, llevó una vida muy sencilla.

Se sintió muy dichosa de tener su vivienda, muy cercana a la Iglesia del pueblo. Esto le permitió frecuentes diálogos con Jesús Eucaristía.

En un retiro para maestras sintió concretarse el llamado divino que Jesús le venía susurrando.

Luego de conversar y orar sobre su vocación, la Divina Providencia le señaló Steyl, Holanda, como el lugar escogido por Dios para ella. Allí ingresó en 1891, en la recién fundada Congregación Misioneras Siervas del Espíritu Santo.

Luego de 5 años, en 1896, movida por su gran amor a Jesús Eucaristía, se ofreció a Arnoldo Janssen para la nueva congregación de Perpetua Adoración qué él se disponía a fundar.

La Divina Providencia quiso que fuera ella la Co-fundadora y primera Superiora General. Gracias a su incansable labor y abnegación, nuestra Congregación tuvo un sano y notable desarrollo.

Aquella primera lámpara que Madre María Micaela encendió junto al primer sagrario en Steyl, tuvo una fecunda sucesión de numerosos tronos eucarísticos esparcidos por todo el mundo.

Actualmente estamos presentes en: Argentina, Chile, Brasil, EE.UU, Eslovaquia, Holanda, Alemania, Polonia, Filipinas, India, Indonesia y Togo.

“Aunque el mundo no nos vea, nosotras ¡no lo perdemos de vista!”

Madre María Micaela.